Kiko Rivera lo tiene claro. Tras haberle dado un ultimátum a su madre de más de veinticuatro horas, el hijo de Isabel Pantoja ya no está dispuesto a esperar más. Lejos de pisar el freno, la actitud de su madre ha hecho que el DJ vaya “a por todas”. Kiko piensa enviar un primer requerimiento tanto a su madre como a su tío para averiguar qué hicieron con los poderes que firmó y, a partir de ahí, seguir con la estrategia que le indiquen sus abogados. En mitad de todo, su hermana Isa, a la que Kiko Rivera quiere proteger a toda costa.

Artículo relacionado

No dudó en pedirle perdón en directo. Kiko Rivera se arrepentía de haber desvelado en su anterior entrevista las humillaciones que su hermana Isa recibía en Cantora y se ponía en contacto con ella por mensaje. Un gesto que ahora ha hecho que, en su nueva aparición, quiera mantener a Isa al margen. Kiko entiende perfectamente la postura de su hermana con su madre pero tampoco quiere que la manipulen.

El DJ, en su última comparecencia en ‘Domingo Deluxe’, les pedía a su hermana y su prima Anabel que tomaran postura: si son neutrales en el conflicto, tienen que ser neutrales. Kiko ve como Anabel, pese a que la quiere como a una hermana, siempre acaba tirando un poco más hacia el lado de su madre y eso no le termina de gustar. “El problema es la dependencia”, aseguraba Kiko en relación tanto a una como a la otra. Aunque el DJ se mantenía en un perfil bajo a la hora de hablar de ellas.

Kiko Rivera
Mediaset

“Mi hermana sabe que todo lo que yo digo es verdad”, aseguraba Kiko. “Yo me puse a flor de mi madre cuando hablaba mal de mi hermana. Yo ahora le pregunto ‘¿eres tú o están hablando por ti? ¿Te está pasando lo mismo que a mí?”. Kiko entiende la actitud de su hermana pero no quiere que su madre la condiciones. “Mi madre tiene un don para eso, para manipular. Te embauca, te hace ver lo blanco negro”.

No quiso ver a su hermano

Isa Pantoja aseguraba a través de su cuenta de twitter que estaba centrada en sus estudios. La hija de Isabel Pantoja se enfrenta a su último examen y no quiere que nada la desestabilice. Sufre mucho con todo lo que cuenta su hermano, pues se encuentra en la postura más incómoda, y prefiere tomarlo todo con calma. ¿Qué le parecerá la pregunta que le ha lanzado Kiko? ¿Responderá hoy a las afirmaciones de su hermano?