Kiko Rivera ha dado comienzo a sus vacaciones familiares en Punta Cana (México) junto a su mujer y sus tres hijos pero antes ha querido aclarar la última polémica familiar que le ha salpicado. A lo largo de los últimos meses se ha comentado en qué punto estaría la relación de Anabel Pantoja con su primo teniendo en cuenta que no se ha producido un encuentro entre ellos desde que la sevillana regresara de Honduras. La influencer ha tenido la oportunidad de ver a sus padres, a su prima Isa y a su tía Isabel pero, ¿qué pasa con el Dj?

Artículo recomendado

El mensaje de Kiko Rivera a Omar Sánchez y Raquel Lozano que dolerá a Anabel Pantoja

El mensaje de Kiko Rivera a Omar Sánchez y Raquel Lozano que dolerá a Anabel Pantoja

Para zanjar de una vez y por todas los rumores, Kiko Rivera elegía su perfil de Instagram para mostrar públicamente la prueba de que sí mantienen relación. En la instantánea, se ve una captura de pantalla en la que se ve una videollamada de Anabel. "Para los que seguís pensando que no me hablo con mi prima. Venga, me voy de vacaciones", se despedía el Dj. Al parecer, antes de dar comienzo a sus vacaciones la exsuperviviente quiso hablar con sus sobrinos, a quienes adora por encima de todo.

Kiko Rivera

Kiko Rivera revela cuál es su relación con Anabel

Instagram @riverakiko

Aunque es evidente que la relación no es tan cercana como antes, al menos existe una relación cordial entre ellos. La propia Anabel confesó a Toñi Moreno en 'Déjate querer' que tenía una conversación pendiente con Kiko, un cara a cara que al menos por el momento no se ha producido. Él está disfrutando de unos días de descanso en Punta Cana mientras que la sevillana sigue con sus interminables vacaciones junto a Yulen Pereira en Menorca.

Lo que sí tiene claro la exsuperviviente es que lo de mediar para intentar unir a su familia ya se acabó y así lo manifestaba en su última exclusiva a Lecturas: "Yo ya tiré la toalla hace tiempo (...) Han pasado muchas cosas y me he visto en medio. Al fin y al cabo cada uno tiene que mirar por uno mismo y yo ya tengo que mirar por mí”, nos aseguraba.