Anita Matamoros tenía clarísimo que deseaba estudiar su formación universitaria en el extranjero, por eso, tras descartar el Reino Unido por el idioma, escogió Italia, más concretamente el Instituto Marangoni en Milan. Ahí se trasladará el próximo septiembre, tras cumplir la mayoría de edad el 28 de julio. Sus padres, Makoke y Kiko, lo están viviendo de manera muy diferente…

Artículo relacionado

Los padres de la adolescente, que celebrará sus 18 años este sábado 28 con una fiesta que ella misma está organizando, no pueden ocultar su tristeza por su partida, pero una más que el otro. “La voy a echar muchísimo de menos”, confirmaba Makoke anoche, en el concierto de Gregory Porter en Madrid, “iré mucho a verla”, trataba de consolarse. Y es que madre e hija mantienen una relación de lo más estrecha, y son casi casi como unas amigas íntimas que se cuentan todo. Kiko, bastante más frío en estas cuestiones y capaz de disimular su pena por ver partir a su polluelo del nido, hasta bromeaba, “es un drama que se vayan a los 18 años, cuando ahora los hijos se van a los 30 de casa de los padres, si es que se van…”.

La melancolía de Makoke se contrapone al estoicismo de Kiko que, está convencido, no derramará ni una sola lágrima al ver partir a Anita, que ya trabaja de influencer, “es lo mejor para ella, le va a venir estupendamente. Ella es muy fuerte y muy brava. No tendrá ningún problema. Lo disfrutará”.