El 25 de diciembre, una vez hubo abierto los regalos que Papá Noel le había dejado la noche anterior y cubierto de besos a su hijo, Laura Matamoros cogió su maleta y se marchó para el aeropuerto. Ahí le esperaba su padre, Kiko, quien, tras pasar su “Nochebena más complicada”, estaba deseando escaparse con su hija a unas vacaciones solo para ellos.

Artículo recomendado

Kiko Matamoros felicita la Navidad posando, por primera vez, con su nieto, el hijo de Laura

Kiko Matamoros felicita la Navidad posando, por primera vez, con su nieto, el hijo de Laura

Tras hacer el check in y facturar las maletas, Kiko contó a los periodista de asfalto cómo había vivido esta primera Navidad separado de Makoke: “ha sido complicada”, admitía. Contó también que había pasado la noche “cenando en casa de un socio” y que había hablado con parte de la familia, estos son su exmujer, Anita y Javi que, ayer 25 de diciembre, cumplía años. “Se echa de menos a todos. Han sido 20 años celebrando las navidades con mi familia y, evidentemente, cómo uno no lo va a echar de menos”. Asegura que la relación, entre ellos, tampoco se ha destensado “porque nunca ha sido excesivamente tensa”; además, tiene planeado ver a su hija menor antes de que esta tenga que regresar, de nuevo, a Milán por sus estudios.

Por último, sobre la posible participación de su hijo Diego y su nuera, Estela Grande, en ‘GH DÚO’ no tiene nada que decir, le produce una indiferencia máxima, “que Diego haga lo que quiera”, ha zanjado.