Llegó el momento de que Jordi González y Alba Carrillo se reencontraran tras el desencuentro que tuvieron hace tres años y por el que hasta ahora habían mantenido una tensa relación. El presentador y la modelo se han visto las caras (a través de una pantalla) en el primer debate de Gran Hermano VIP, una oportunidad que el presentador no ha desaprovechado para calmar las aguas con la ex de Feliciano.

Un tuit preguntaba a Alba durante el debate "si está más cerca de Antonio David o Jordi González", Alba se ha ido por peteneras pero lo único que ha quedado claro es que su malestar con el presentador forma ya parte del pasado. "¿Nosotros ya bien no, Alba?", le ha preguntado, a lo que ella ha respondido: "Sí, sí", y le ha guiñado un ojo. Una forma breve pero eficaz de hacer las paces.

Artículo relacionado

El pasado jueves Jordi González acudió a la gala que presentaba Jorge Javier Vázquez para anunciar que hoy estaría al frene del espacio en el que los colaboradores debaten sobre lo que ocurre en Guadalix. Fue entonces cuando Jorge le recordó que hoy se reencontraría con Alba Carrillo, algo a lo que Jordi dijo que no tiene problema, ya que según él es la modelo la que no le habla.

En ese momento estaba en plató Lucía Pariente, la madre de Alba. Jordi se acercó para darle dos besos y Lucía aseguró que ella no tiene ningún problema con él, pese a que días antes dijo que si no cambiaban al presentador su hija no participaría en el concurso. Un pensamiento que compartía Alba, que tenía claro que no participaría en el reality si Jordi se encargaba de presentar alguna de sus galas. Ahora la modelo ha reculado y ha preferido entrar en la casa pese a sus desavenencias con Jordi.

El problema entre ambos comenzó hace tres años, cuando Jordi presentaba el debate de Gran Hermano 17 y Alba participaba como colaboradora. Una participación que solo duró unos minutos. La modelo tuvo un rifirrafe con Ylenia, que también era colaboradora del espacio y decidió abandonar el plató. Una reacción que Jordi comentó. “Que alguien hable con esta mujer, no se puede tener la piel tan fina”, fue lo que dijo.

Este no ha sido el único comentario que Jordi ha hecho sobre Alba en televisión. Meses más tarde de aquel primer desencuentro el presentador se refirió a ella como "alguien a quien no soporto" cuando hablaba del tema del divorcio de Alba y Feliciano. Desde entonces Alba y Jordi no han vuelto a coincidir en un plató.