Desde que Jesús Mariñas falleció ayer a los 79 años de edad, son muchos quienes se han despedido de forma pública del periodista. Pero su último adiós se va a celebrar en la más estricta intimidad. Si algo dejó claro Jesús, en especial a su marido Elio Valderrama, era que quería irse sin hacer ruido, que quería una despedida íntima, y que no quería una multitud de amigos y conocidos en el tanatorio. Con estos datos ha quedado claro que Jesús Mariñas abordó en más de una ocasión el tema de la muerte. Un asunto al que tal y como dijo una vez en el ‘Deluxe’, no le tenía miedo. Además, antes de fallecer ya dejó escrito su epitafio.

Artículo recomendado

El gran sacrificio de Elio Valderrama para que se respetara el firme deseo de Jesús Mariñas

El gran sacrificio de Elio Valderrama para que se respetara el firme deseo de Jesús Mariñas

Jesús Mariñas escribió hace un tiempo sus memorias. Fue ahí donde, tal y como cuenta ‘ABC’ dejó escrita la frase con la que le gustaría que le recordaran después de su fallecimiento. Se trata de una frase muy breve pero de lo más significativa. “Viví para vivir” son las tres palabras que el periodista aseguró que “me gustaría que fuese mi epitafio”. Estas palabras bien se pueden interpretar como que el periodista cumplió la máxima de exprimir al máximo su tiempo y que durante su vida lo dio todo para sentirse pleno y no quedarse con las ganas de nada.

Jesus Mariñas
Gtres

El recuerdo de estas palabras que dejó escritas llega poco más de 24 después de su fallecimiento. Ahora es el momento de que su marido Elio Valderrama y sus más íntimos se despidan de él para siempre. Tal y como informó ayer ‘La Razón’, ahora se llevará a cabo la incineración de Jesús Mariñas y está previsto que las cenizas se esparzan en La Coruña. Un lugar que él mismo eligió porque es allí donde descansan los restos mortales de su madre.