La relación que nació en 'GH VIP' entre Ivonne Reyesy Sergio Ayala terminó como el rosario de la aurora. Rompieron en septiembre de 2017 y, después, se dieron una segunda oportunidad en la primavera de 2018. Pero tampoco salió bien esta vez y Sergio e Ivonne volvieron a llevar vidas separadas. Ivonne tenía entonces 50 años y Sergio acababa de cumplir 27, una diferencia de edad que su amor no pudo superar.

Pero una entrevista que el expolítico concedió a 'Socialité' el pasado mes de febrero no gustó en absoluto a Ivonne, que no tardó en plantarle una querella por la que acabarán viéndose en los tribunales si el acto de conciliación, que tendrá lugar este lunes, no llega a buen puerto, tal y como recoge el portal Jaleos.

Artículo relacionado

Sergio Ayala dijo en aquella entrevista, entre otras cosas, que el hogar de Ivonne y su hijo Alejandro era "una casa de locos" y comentó unas palabras de Alejandro en las que dijo que había necesitado ayuda psicológica. Al respecto, Ayala dijo: "No me extrañaría nada, creo que es una casa de locos. Hasta yo casi lo necesito". Además, también opinó sobre la paternidad del joven, adjudicada vía judicial a Pepe Navarro. "El tema de la paternidad nos afecta a todo el entorno. La verdad solo la sabe ella, nunca lo va a decir, se sabe que hay una tercera persona por ahí. Incluso, Pepe Navarro creo que lo sabe", dijo Sergio Ayala.

Coronado como Mister Model Internacional en abril de 2019, Ayala se postulaba para ir a 'Supervivientes' y dejó caer que una mano negra lo vetó. Curiosamente, en la última edición del reality concursó el hijo de Ivonne. "Yo me llevo muy muy bien con él. Yo estaba postulado, iba a ir para allá, pero a una manita negra no le interesaba que fuera y deduje por qué me vetaron... Es miedo a que coincida con él [Alejandro Reyes] y miedo a que haya una cámara delante y hable más de la cuenta", dijo Ayala.

Ivonne, a raíz de estas declaraciones, decidió presentar una querella por difamación y vulneración al honor contra el que fue su pareja. Ahora, los abogados de ambas partes deberán reunirse este lunes en el acto de conciliación y, de no llegar a un acuerdo, la querella seguirá su curso.