Irene Rosales ha entrado en directo en 'Viva la vida' y en medio de la conversación con Emma García donde la sevillana daba su opinión sobre el triángulo amoroso que ocupa la actualidad de los últimos días, la presentadora se ha percatado de la presencia de una prenda de ropa colgada en el armario. La propia Irene no ha tenido reparos en reconocer que entre limpieza y limpieza se había topado con uno de sus vestidos de novia.

Artículo relacionado

Sin más dilación, la presentadora le ha pedido que se lo pusiera y así rememorar un día tan especial como el de su boda. Minutos más tarde, la mujer de Kiko Rivera reaparecía con el segundo diseño que lució aquel 7 de octubre de 2016 en Sevilla.

Irene Rosales Viva la vida

"¡Me ha cerrado!", afirmaba con ilusión la sevillana y es que no las tenía todas consigo: "Cuando me casé yo no me había operado del pecho y ahora estoy ahogada", reconocía con sentido del humor mientras mostraba lo guapa que estaba al volverse a poner ese vestido de novia firmado por St Patrick y confeccionado en crepé de corte sirena con una espectacular espalda con detalles de pedrería con el que protagonizó el baile nupcial.

No hay que olvidar que la pareja tiene en mente volver a pasar por el altar en el futuro, un plan que tendrá que esperar: "Ahora no es el momento, yo quiero una boda con invitados, mis amigos", reconocía. Aunque Irene está disfrutando mucho del tiempo con su familia y es ella quien se ocupa personalmente del cuidado de su padre, ha querido enviar un mensaje de cariño a todos sus compañeros: "Os echo mucho de menos. Estoy deseando volver a estar allí con vosotros".

Irene Rosales Viva la vida