Mario Vaquerizo y Alaska están confinados como el resto de españoles y desde su hogar han conectado este lunes con 'El Hormiguero' donde han revelado cómo están pasando estos días encerrados en casa y sin separarse el uno del otro. El matrimonio ha revelado que lo están llevando "así, así", pero no ha sido esto lo que más ha llamado la atención de su intervención.

Artículo relacionado

Ha sido la imagen renovada de Vaquerizo lo que ha puesto el plató de Pablo Motos patas arriba. "Si te pareces a Lobezno", le decían Trancas y Barrancas nada más empezar la videollamada. Y es que el colaborador que se ha dejado barba, sin los ojos maquillados y con la melena recogida parecía otro. "He decidido ser un macho con barba", ha dicho Mario haciendo alarde de su buen humor.

Mario Vaquerizo cambio de look

Hace tiempo que la imagen de Mario Vaquerizo empezó su evolución. Acostumbrados nos tenía a su melena azul noche que fue dejando de teñirse para ir dando paso a sus canas y pasándose a un pelazo hair grey que para nadie pasó desapercibido. Ahora ha dado un paso más y también se ha dejado crecer la barba, y bastante. Pablo Motos no ha tardado en preguntarle a Alaska por el nuevo look de su marido y ella ha sido muy clara: "Me gusta la barba, pero en Mario no".

Y no solo su imagen ha cambiado también su actitud. Y es que aunque en su conexión con 'El Hormiguero' se ha mostrado eufórico y tan hablador como de costumbre, Alaska ha revelado que durante todo el confinamiento ha estado "bastante mustio". El matrimonio, que siempre están de un lado para otro, llevan con resignación su encierro y se toman con humor que no se están entendiendo "nada de nada. "Hay días mejores, días peores, depende de las circunstancias Mario tiene peor humor o mejor humor y disposición", ha contado Alaska, y Mario ha rebatido: "eso nos pasa a los dos". Bromas a un lado, la pareja ha querido enviar un mensaje muy positivo y lleno de energía: "Este virus no puede con nosotros".