El pasado martes 21 de enero, Toñi Moreno daba a luz a Lola en Sevilla. A pesar de que iba a ser un parto natural, la presentadora vivió un revés de última hora en el hospital: “La niña venía muy grande, cuatro kilos y pico, estaba bien situada, iba a ser un parto natural... Cuando llegué al centro médico se había movido y me tuvieron que hacer cesárea", ha contado en su canal de Mtmad. Además, ya relató que en el momento del parto no pudieron pasar ni sus hermanas ni su madre ni nadie, solo el personal cualificado.

Un mes y medio después de ese día tan feliz, La andaluz reveló su primer propósito: hacer deporte... Ahora la periodista ha comenzado con un gran reto personal para que todo vuelva a su ser: una dieta muy estricta y se ha sometido a una exploración para saber en qué estado se encuentra su suelo pélvico: “Para salir en la tele me pongo faja, lo ideal sería no usarla. Me voy a someter a una valoración del suelo pélvico para saber cómo ha quedado tras el parto. He empezado también con la dieta, me han quitado la lactosa, he desayunado café sin leche y pavo”, ha comenzado explicando para sus seguidores.

Artículo relacionado

Ha dejado muy claro que la depresión postparto existe, además, se encuentra en un momento de salud complicado: "Me ha vuelto la ciática y me duelen las rodillas a la hora de agacharme. Tengo suelo pélvico porque tiene que estar pero... Tengo que trabajarlo para que vuelva a estar como antes”, ha continuado.

Toñi Moreno con Lola 03
Gtres

La presentadora de 'Mujeres y hombres y viceversa' se ha sometido a su primera clase de hipopresivos y ha revelado que está cansada de sentir tanto dolor: “No hay nadie que esté peor que yo. Estoy cansada de vivir con dolor. En ‘MYHYV’ no me siento en la escalera porque no puedo, y solo tengo 46 años, hay que cambiarlo. Los comienzos son duros pero voy a ser constante porque se trata de vivir con salud”, ha rematado.

Toñi está encantada con su nueva faceta como madre y no puede ocultarlo: "Cuando ves a tu niña se te olvida todo".