El confinamiento por la crisis sanitaria del coronavirus no le está sentando nada bien a Gonzalo Montoya. Al igual que a muchos otros españoles, los más de 15 días encerrado en casa le están pasando factura. El concursante de ‘La isla de las tentaciones’ ha dejado claro a través de su cuenta de Instagram que está totalmente desesperado y que le gustaría salir cuanto antes de su domicilio.

Artículo relacionado

Mientras que este momento llega finalmente, Gonzalo Montoya ha aprovechado este tiempo en casa para realizarse un sorprendente cambio de ‘look’. Si muchos famosos han optado por coger la maquinilla y raparse la cabeza ante el cierre de todas las peluquerías -como es el caso de Jorge Javier Vázquez-, la expareja de Susana Molina ha optado afeitarse la barba. El resultado, eso sí, no ha sido el que él esperaba.

Gonzalo Montoya

Con el sentido del humor que le caracteriza, Gonzalo ha informado a sus seguidores que había decidido afeitarse la barba, pero que no estaba totalmente conforme con el resultado. “Me he quitado la barba después de seis años y ahora entiendo el por qué. Voy mirándome por los espejos de casa y diciendo: ‘qué feo eres, cabrón’”, ha asegurado en un ‘story’ que ha compartido en su perfil personal de Instagram. Además, el que fuera concursante de ‘GH 14’ ha escrito un mensaje muy revelador sobre las imágenes: “Gonzalo JR. Vuelvo a mi primer año de universidad”.

Artículo relacionado

Sin dudas, Gonzalo ha conseguido sorprender, y mucho, a todos sus seguidores con su nueva imagen. Todo dos días después de compartir una imagen en la que dejaba claro cómo estaba viviendo la cuarentena. “Día 16: ‘Estamos en la mierda’. Estoy hasta mis santos cojones, no me aguanto ni a mí mismo. Mi frigorífico me va a poner una orden de alejamiento de tanto abrirlo y cerrarlo, mi mando de la televisión se esconde cada vez que tiene la oportunidad, mis amigos ya no hacen ‘challange’ y estoy muy cansado de ver a la gente dejándose bigote o rapándose. Ni ánimos, ni ánimas. ESTO ES UNA P*** MIERDA”, escribió entonces.