Rocío Carrasco viene dispuesta este 2018 a lanzar su mensaje más contundente: nadie va a poder con ella. Esta semana podría asestarle el golpe más duro a su exmarido, Antonio David Flores, de toda la historia de conflictos y demandas que mantienen. La expresentadora de 'Hable con ellas' denuncia continuos ataques del asesor de 'MYHYV' desde hace años y la magistrada del caso habría observado indicios de ello. En pocos días, por lo tanto, se conocerán los detalles del auto en el que la jueza admitirá a trámite la querella que interpuso en marzo del año pasado en los juzgados de Alcobendas. La cita judicial en la que la expareja se volverá a ver las caras parece estar cada día más cerca.

La hija de 'la Más Grande' está segura no solo de que va a salir victoriosa y fortalecida de esta batalla, sino de otras que estaría dispuesta a emprender, según ha contado Beatriz Cortázar en ABC. "Ha comentado con su entorno más íntimo que en 2018 va a tener más de una victoria", asegura la periodista.

Artículo relacionado

La fiscal de la causa ha aceptado todos los informes psicológicos que han presentado los abogados de Rocío, por lo que su confianza a que el desarrollo y la resolución le sean favorables es total. Según cuenta Cortázar, si se acaba fallando a su favor, la esperanza de Carrasco es la de "recuperar al menos a su hijo David".

La cantidad enorme de pruebas forman una imponente querella compuesta por 120 folios donde aparecen transcritas declaraciones hechas por Antonio David en los últimos 18 años. Según Diez Minutos, los tres delitos de violencia de género por los que se juzgará al ex Guardia Civil son "lesiones psicológicas y psíquicas, secuestro y quebrantamiento de custodia y alienación parental".

Pero éste no sería el único objetivo judicial que se habría marcado la hija de Rocío Jurado ni Antonio David la única persona con la que pretende ajustar cuentas. En su camino de restaurar su imagen, que considera muy dañada, Rocío estaría pensando en llevar a los tribunales también este año a Raquel Mosquera, según personas cercanas a la presentadora y consultadas por Cortázar.