No está siendo nada fácil. Los concursantes de ‘GH VIP’ llegaban a la casa con mucha ilusión y se han encontrado con unas condiciones muy complicadas. No solo casi no tienen acceso a la casa, sino que no tienen posibilidad ni de ducharse como toca. Esto, desde luego, está afectando al ánimo de los habitantes de Guadalix. A unos con menos intensidad y a otros, como Mila Ximénez, con mayor fuerza. La colaboradora, de hecho, se encuentra a punto de abandonar el formato…

Artículo relacionado

“Igual no es Gran Hermano VIP, es Gran Hermano Gusano…”, Mila Ximénez se rompía ante las duras circunstancias que viven en la casa de Guadalix. La colaboradora se encuentra en una tesitura muy complicada y le está pasando factura a nivel personal. “Nos merecemos un mínimo de dignidad y me siento que la estoy perdiendo”. Mila, entre lágrimas, no puede ya más. “Durmiendo en el suelo, no tengo capacidad de lavarme el pelo, no tengo capacidad de tener un mínimo de presencia física”.

“Estoy muy desmoralizada”, se arrepentía la colaboradora. “No descanso, me da vergüenza, no creo que esto sea justo”. A su lado, Dinio y Antonio David, los más veteranos de la casa, arropaban a Mila y entendían su postura. Se trata un bajón lógico en una convivencia tan intensa pero seguro que termina remontando.

Amenaza con abandonar

No es la primera vez en estos días que Mila asegura que prefiere marcharse. La colaboradora no se ve con fuerzas para continuar, aunque sí tiene claro que debe quitarse todas las presiones de encima para poder disfrutar de su paso por el concurso.