Nunca un garbanzo fue tan determinante. Adara, que continúa con su lío sobre Hugo y Gianmarco, no deja de hablar de los dos. Una de las últimas historias que ha contado y que tiene que ver con los comienzos de su amistad especial con el italiano, tiene como protagonista… ¡A un garbanzo! De alguna forma un fruto seco se convirtió en el culpable de que los concursantes de ‘GH VIP 7’ empezaran a sentir algo más allá de una amistad.

Artículo relacionado

Todo comenzó cuando Pol, expareja de Adara, pidió como capricho semanal un revuelto de frutos secos. Y cuando estaba en el dormitorio disfrutando de su capricho, se le cayó un garbanzo al suelo que fue a parar entre las camas de Adara y Gianmarco. En ese momento las camas estaban separadas, porque ellos habían decidido separarlas para no dormir tan juntos. Adara ha contado que ella y su compañero metieron sus manos por el hueco entre las camas para intentar coger el garbanzo y…. ¡Sus manos se rozaron! Un momento que quedó grabado en la mente de Adara como algo muy especial. Pero finalmente ninguno lo cogió y el garbanzo se quedó ahí.

Adara

Después el Súper les pidió que juntaran las camas. En la casa de Guadalix todo tiene que estar colocado tal y como dice la organización para que las cámaras y los micrófonos puedan captarlo todo. Durante semanas el garbanzo permaneció debajo de sus camas.Hasta que se fue Gianmarco. Entonces Adara decidió cogerlo recordando ese bonito momento que habían vivido al rozar sus manos.

Adara y Gianmarco

Con esta historia Adara vuelve a demostrar que pese a sus “no sé” constantes cuando Gianmarco le preguntaba el otro día si estaba enamorada, su historia dentro de la casa ha sido muy especial. Cualquier gesto o situación, por insignificante que resulte, suponen para ella algo muy significativo.