Hoy ‘Cámbiame’ ha estrenado era. El programa de transformaciones de Telecinco ha sufrido esta tarde un seísmo. ¿La responsable? Carlota Corredera, que hoy se ha estrenado como presentadora al frente del show. Y los temblores que ha provocado aún tiene de lo más agitados a sus nuevos compañeros, Pelayo, Natalia y Cristina.

Artículo relacionado

Los tres estilistas la han recibido de la manera más gélida posible. Rodríguez ha sido la que más ha remado a favor de marcha, mientras los otros dos no ocultaban sus rostros de disgusto. Pelayo ha entablado una profunda relación con Marta Torné, a quien ahora sustituye Corredera, y Natalia también se entendía fenomenal con ella, pues tenían muchas aficiones en común, como su pasión por la música. A Ferviú se le notaba en el gesto que no le hacían ninguna gracia las novedades.

Carlota, aún nerviosa, cruzaba la pasarela y saludaba a los tres colegas con los compartirá plató a partir de ahora. Cristina ha remarcado la necesidad de que todos fueran una familia, la periodista incluida, y se han dado las manos en señal de fuerza.

Carlota, pese a los nervios que ella aseguraba tener, la hemos visto confiada y muy segura en su papel. Ha tenido unas palabras que han alabado el estupendo trabajo que hasta ahora había realizado su predecesora y, de nuevo, las caras de sus compañeras cambiaban.

Pelayo ha tenido un último gesto con su amiga Marta. En el look que escogió para la transformada, Clara, el asturiano colocó una coronita. Él ha dicho que el cambio tenía algo de cada uno: los pantalones rotos de Ferviú, el top lencero tan característico de Cristina, y la corona de Marta, que siempre será su princesa. El look quería representar todo lo que es ‘Cámbiame’. Ahora la evolución del show no solo no solo estará presente en los estilismos de los participantes, sino también en sus presentadoras.