Jaime Ferre y Cristina Gilabert hicieron más fuerte su relación en 'La Casa Fuerte'. Tras el reality y a pesar de las fuertes discusiones que ambos protagonizaron decidieron irse a vivir juntos a Lepe (Huelva), la tierra natal de él. Desde ese momento la pareja no ha dejado de compartir tiempo juntos y de ello han presumido en sus perfiles en las redes sociales donde son de lo más activos. Por ello para sus seguidores no ha pasado desapercibido que en los últimos días ambos aparecieran en solitario y sin rastro de su pareja en fotos e historias de Instagram. ¿Es que han roto su noviazgo?

Artículo relacionado

La pareja, que lleva junta casi tres años, fueron muy generosos al compartir en el reality de Mediaset la verdadera cara de su relación, muy alejada de la idílica que mostraron cuando el andaluz participó en 'Supervivientes'. Los celos enfermizos de la canaria y el fuerte carácter de él les ha llevado a protagonizar fuertes peleas hasta el punto de replantearse el futuro de su relación, tanto que la canaria estuvo a punto de tirar por la borda su relación en directo, una situación que afortunadamente se solucionó dentro de la casa y ambos continuaron adelante con sus planes de futuro. Entonces, ¿por qué están separados? ¿qué ha pasado realmente entre ellos? El propio Ferre lo ha querido aclarar y ha sido muy sincero.

"Para toda esa gente que está preguntando... Que sí estoy con Cristina, que ha ido a Valencia a ver a la familia, a ver a los amigos y le ha salido trabajo", ha explicado Ferre, que ha dejado claro que en una semana "o menos" su novia volverá a su casa con él en Lepe para continuar con su rutina habitual. Así, la pareja ha querido aclarar que aunque estén haciendo planes estivales por separado es momentáneo y de ruptura nada de nada. "Quiero aclararlo, estoy con ella", ha insistido el ex superviviente junto a un mensaje claro y contundente: "te quiero pequeña".

Ferre Instagram

No hay crisis en el paraíso. La pareja se ha mostrado más unida que nunca en redes sociales y así continúan solo que ahora a unos cuantos kilómetros por las circunstancias. A pesar de las dudas por sus broncas en sus primeros días de convivencia (delante de toda España), tienen claro que han tomado el camino correcto, que seguirán compartiendo rutinas de gym y están más felices que nunca.