Isa Pantoja ha concedido a Lecturas la entrevista de su vida en el momento más convulso por el que pasa su familia. Tras su reciente salida de 'La Casa Fuerte' y en lucha consigo misma para que no la arrastre la fuerza destructiva de la guerra entre su madre, Isabel Pantoja, y su hermano Kiko Rivera, Isa Pantoja pone el dedo en la llaga contra quienes estarían complicando y haciendo insostenible la relación entre ambos. Sin piedad y más rotunda que nunca, este golpe sobre la mesa es un gesto de amor hacia su madre, cuya salud mental la tiene muy preocupada. "Me da miedo que no tenga ganas de vivir", llega a pronunciar en un grito desesperado.

Pieza fundamental y decisiva en devolver la unión y el equilibrio no solo en Cantora, sino entre quienes, para ella, son el verdadero corazón del lugar –Isabel, Kiko y ella–, Isa Pantoja matiza las palabras de su hermano a propósito de la presunta obsesión de su madre por el dinero.

Artículo relacionado

Tras la entrevista que lo cambió todo, y que concedió en exclusiva a Lecturas, Kiko Rivera estallaba en un plató de televisión. "He descubierto es de una persona que tiene un problema, una persona que está cegada por el dinero, en la escala de valores de mi madre está antes el dinero que sus hijos", contaba en la primera entrega de 'Cantora: La herencia envenenada'. También desde las páginas de nuestra revista, Isa Pantoja ha echado un capote a su madre, contradiciendo a su hermano y poniendo el foco sobre un 'problema' grave y externo a ellos tres. "Si tuviera obsesión por el dinero hubiera invertido mejor, ¿no?", cuenta la joven.

Artículo relacionado

Isa ha puesto mucho empeño en destacar el enorme esfuerzo y el trabajo duro de su madre por sacar adelante a toda su familia. Y no solo a ellos, sino a las personas que se han ido acercando a ella con palabras aduladoras para beneficiarse de ella: los que muchos han denominado, "los palmeros de Isabel Pantoja". Por eso, atiza sin piedad con unas duras palabras: "Mi madre siempre ha tenido que mantener a todo el mundo, desde su madre hasta sus hermanos. A día de hoy tampoco hacen nada, parecen garrapatas de mi madre. Son parásitos".

Unas palabras sinceras, contundentes y, sobre todo, llenas de amor que Isa, que ya ha podido reencontrarse con su madre tras estar en 'La Casa Fuerte', con las que espera sacudirles y hacerles recapacitar.