“Hugo e Ivana me han dado una puñalada”.Adara Molinero ya no está dispuesta a callarse más. La ganadora de ‘GH VIP’ ha roto su silencio tras más de un año alejada de los medios. La situación que llegó a vivir le sobrepasó y tuvo que retirarse pero el paso al frente de Hugo Sierra e Ivana Icardi ha hecho que vuelva a estar de actualidad. Tras haber intentado poner toda la paz posible, Adara habla alto y claro. Se encuentra decepcionada con el padre de su hijo y confirma que su enfrentamiento judicial con Ivana va hacia delante.

Artículo relacionado

Fue el momento en que más dolor sintió. Adara Molinero vio como su intimidad, lo que más quería, se convertía en noticia por culpa de Ivana Icardi. Un vídeo de la exsuperivivente hablando del hijo que tienen en común Hugo y Adara hacía que la influencer estallase. “Que gane dinero hablando de un menor, aunque hable bien…”, se lamenta Adara en su última entrevista en exclusiva para ‘Lecturas’. “No tiene que hablar de mi hijo, que hable de su hija ahora y que dé rienda suelta a que la gente opine de ella, a ver qué siente”.

Enfadada y muy molesta, Adara nos confirma en exclusiva que ha emprendido acciones legales contra Ivana. “Ya está presentada la demanda”, asegura en exclusiva a ‘Lecturas’. La influencer no entiende, además, como Hugo Sierra no ha tomado cartas en el asunto tras escuchar las palabras de Ivana hacia su hijo. “Ivana es una desalmada”, afirma tajante Adara. “Ganando dinero a costa de un menor. Me parece enrevesado”.

Adara

Adara confirma, en exclusiva para 'Lecturas', que ha demandado a Ivana Icardi

P. Pernía

Un tiempo de descanso

Adara Molino ha necesitado frenar. Tras haberse convertido en uno de los personajes más seguidos y buscados, tuvo que retirarse para cuidarse. Su última entrevista en televisión fue demasiado y ahora, con la paz que otorga un año y medio alejada de las cámaras, ve que no se encontraba en su mejor momento. Adara vuelve y lo hace con fuerza. Segura de sí misma, fuerte y con ganas, toma el pulso a la actualidad de nuevo y no está dispuesta a callarse más.