A sus cuatro años, Albertito Isla Pantoja ha recibido este pasado sábado las aguas bautismales y no fue un trance agradable para al el niño. El pequeño protagonizó la anécdota de la jornada al reprender al cura de la iglesia de San Nicolás al tomar el sacramento.

Artículo relacionado

Tal y como contó Chelo García Cortés en ‘Sábado Deluxe’, Albertito no entendió muy bien a qué por qué ese hombre con sotana tenía que mojarle la cabeza y se rebotó. El niño al que, sus padres parece que no le explicaron en qué iba a consistir la ceremonia, reaccionó de una manera muy espontánea y desaforada en el momento cumbre del bautismo. Fue sentir el agua sobre su coronilla cuando explotó contra el cura… “¡Tonto, tonto, no me mojes el pelo!”, le soltó al sacerdote ante la estupefacción de padrinos, invitados y padres ¡ay, qué ocurrencias tiene el chiquillo!

El niño ya entró a la iglesia con el gesto torcido. Se le veía incómodo con la presencia de los medios, a los que sus padres trataron de engañar después haciéndoles creer que la celebración sería en un sitio, cuando fue en otra diferente, para que así, no captaran la presencia de los invitados, especialmente de Isabel, la más esperada y la que, al parecer, no aportó.

A la salida de la iglesia, el niño seguía rebotado. Se le veía lloroso y, una vez más, incómodo. A ver si en la Primera Comunión el niño se reconcilia con esta clase de celebraciones…