No se ven todo lo que les gustaría, porque Enrique Iglesias vive en Miami y viaja por todo el mundo, mientras que su madre, Isabel Preysler, vive en Madrid con su pareja, el escritor y premio Nobel Mario Vargas Llosa.

Pero el concierto que ha traído a Enrique a Madrid, al antiguo Palacio de los Deportes, los ha reunido una vez más. Además de Isabel y Mario, allí estuvieron también cuatro de las cinco hermanas de Enrique, Tamara Falcó, Ana Boyer y las gemelas Victoria y Cristina Iglesias, hijas de Miranda. Ana Boyer estuvo acompañada de su marido, Fernando Verdasco, que ese día celebraban su segundo aniversario de boda.

Dicen las malas lenguas que Enrique es un hombre bastante despegado de la familia y que, incluso, cuando actúa en España y entre sus invitados VIPS tiene a varios familiares, ni se molesta en recibirlos en su camerino al finalizar su actuación.

Artículo relacionado

Pues bien, ahora, y gracias a las redes sociales hemos podido constatar que esto no es cierto. Gracias a alguien muy cercano a Enrique –tan cercano como para tener acceso a pocos metros de él– hemos podido ver el emotivo abrazo que Isabel Preysler le dedica a su hijo Enrique, cómo lo felicita y cómo le muestra lo feliz que está de volverlo a ver. Y todo eso bajo la atenta mirada de Mario Vargas Llosa.