La cuenta atrás para su gran día ha comenzado. Este próximo 13 de julio está llamado a ser el recuerdo más feliz de la vida en común de Diego Matamoros y Estela Grande. La pareja se dará el 'sí, quiero' en el que será el enlace del verano y recientemente, ofrecían en Lecturas y en exclusiva su última entrevista antes de convertirse en marido y mujer.

Diego, que ha revelado estar muy implicado con los preparativos, ha hecho un paréntesis en la estresante labor de organizarlo todo para que la boda salga a la perfección y ha celebrado la tradicional despedida de soltero. La suya la ha bautizado muy elocuentemente como "despevida" y no ha podido ser más refrescante y reconfortante, pues no cabe duda de que también le ha servido para quitarse un poco el mal sabor de boca de la ausencia de su padre, Kiko Matamoros, a un día tan significativo para él.

Artículo recomendado

Diego Matamoros: "Me duele mucho que mi padre no venga a la boda"

Diego Matamoros: "Me duele mucho que mi padre no venga a la boda"

Con una maleta en la que solo ha llevado lo indispensable, es decir, el bañador, un vistoso flotador con forma de unicornio, ganas de divertirse y de dejarse sorprender, el hermano de Laura Matamoros ha viajado junto a su círculo de amigos más íntimo hasta Ibiza.

El grupo de amigos no ha escatimado en actividades y lujo para estar a cuerpo de rey, tal y como ha mostrado Diego en sus redes sociales. Y no se les ha resistido ninguna franja del día: refrescantes chapuzones en el mar y la piscina por el día y fiesta desenfrenada por la noche.

Así, hemos podido verles presumiendo de bronceado y piruetas acuáticas desde un yate con el que han recorrido las aguas entre Ibiza y Formentera. Como sentido del humor no les ha faltado este fin de semana, el hijo del Defensor del Pueblo de 'Sálvame' ha bromeado con las últimas y alarmantes noticias sobre los 'naufragios' de algunos bañistas a lomos de flotadores de unicornios. "Tierras intercontinentales", comentaba en una de publicaciones que ha servido como documento gráfico del fin de semana inolvidable que ha vivido.

El novio y sus acompañantes se han alojado en el espectacular Ushuaïa Ibiza Beach Hotel, un establecimiento de cinco estrellas situado en la popular Playa d'en Bossa y que alberga la famosa discoteca Ushuaïa, donde se ha desarrollado la despedida de soltero de Diego por la noche y hasta altas horas de la madrugada.