Carlota Corredera está en lo más alto tanto de su carrera, como de su vida familiar. La periodista se ha convertido en uno de los rostros imprescindibles de Telecinco, pasando de trabajar detrás de las cámaras a ponerse al frente de estas. Ahora ejerce de presentadora y de colaboradora, y por si todo esto fuera poco, también de madre ejemplar.

Artículo relacionado

Este fin de semana, Carlota ha disfrutado de algo de tiempo libre para ella y los suyos, y aprovechó para salir de paseo con la familia. Además, ahora que Alba, su hija, está dando sus primeros pasos y es un terremoto, a los padres les toca ir persiguiendo a la niña, que no para quieta como es natural a su edad.

La familia, aprovechando el sol que lucía en la ciudad, dio un paseo hasta llegar a un parque donde Carlos de la Maza, el marido de Carlota, se dedicó a fotografiar a las mujeres de su vida, que sonreían ante la cámara. El matrimonio tuvo tiempo para hablar de sus confidencias, mientras la pequeña se entretenía mirándolo todo.

La popularidad de Carlota en este último año ha subido como la espuma. Es una de las comunicadoras más queridas y, claro, la gente la para por la calle para transmitirle todo su cariño. Así, durante el paseo la gallega se paró con un grupo de seguidoras que acabaron sacándole una gran sonrisa, mientras Carlos y la pequeña aguardaban en un segundo plano para proseguir con el paseo.

Tras el sábado de ocio, el domingo Carlota volvió a la tele, le tocaba participar en ‘Qué tiempo tan feliz’, donde colabora al lado de una de sus madre e hijas preferidas: las Campos. Menos mal que entre tanto trabajo, Corredera consigue sacar tiempo libre para disfrutar de los que más quiere.