Tienen edades parecidas, una posición institucional similar y un futuro por delante con muchos puntos de coincidencia. La princesa Leonor y el príncipe Christian de Dinamarca, hijo de los príncipes Federico y Mary, están llamados a reinar -al menos, en la situación actual de ambos países-. Por este motivo, tal y como recoge Vanitatis, hay quien ha querido ver al nieto de la reina Margarita como el candidato perfecto para la princesa de Asturias. Algo que, sin duda, además de resultado inconcebible en los tiempos que corren, supondría un entuerto legal e institucional de complicada solución.

Artículo relacionado

Ni se conocen, ni se han visto, ni, posiblemente, saben nada el uno del otro. Por mucho que la princesa Leonor y el príncipe Christian de Dinamarca tengan la misma edad, no guardan casi nada en común. Sí, pertenecen a dos monarquías reinantes y tienen sobre sus hombros un hipotético reinado para el que queda todavía demasiado. Sí, sus linajes entroncan con los reyes Constantino y Ana María de Grecia, hermano y hermana de sus abuelas respectivamente. Pero más allá, nada ha hecho que se les pueda imaginar juntos.

Pese a este panorama, han sido ya varios los medios que han querido ver en estos príncipes las reminiscencias de un pasado cuasi medieval donde las casas regentes concertaban sus matrimonios por intereses que distaban mucho de los románticos. Nada más propio de esos tiempos que ‘imaginar’ con una relación que uniese, en el futuro, a Leonor y Christian. Pero claro, estas fantasías chocan de frente con el siglo XXI.

Lejos queda ya la idea de que los integrantes de casas reales tan solo podían relacionarse con otros miembros ‘royals’. El vivo ejemplo aparece tanto en los reyes Felipe y Letizia como en los príncipes Federico y Mary de Dinamarca, esta última abogada de profesión. En ambos casos, los llamados a heredar el trono dejaron de lado presiones y rumores de palacio, siempre presentes si hacemos caso a los periodistas especializados en casa reales, para continuar con sus vidas de forma independiente. Algo que en pleno 2020 no ha hecho más que consolidarse

Princesa Leonor

La princesa Leonor entrará el próximo 31 de octubre en el "club de los 15", al que ya pertenece su homólogo Christian de Dinamarca.

Gtres

Un hipotético entuerto institucional

¿Qué pasaría si, de hacerse realidad en el futuro, dos herederos al trono uniesen sus vidas? Podría ser la princesa Leonor o cualquier otro príncipe llamado a sustituir a rey o reina correspondiente. Pese a que es una posibilidad remota y sin un precedente en tiempos ‘modernos’, se abriría un enorme problema institucional de solución, como mínimo, delicada. No falta quién apunta a una renuncia a los derechos dinásticos para poder continuar con la relación.

Por el momento, todo esto no pasa más que por una hipótesis sin fundamento. Solo el tiempo nos dirá a qué tendremos que atenernos.