David Bisbal se enteraba en medio de la madrugada de la trágica muerte de su compañero, Álex Casademunt. El artista se disponía a atender a su hija Bianca como cada noche cuando leía la noticia y automáticamente se le "helaba el corazón". Totalmente incrédulo, y es que el catalán solo tenía 39 años, no dudaba en mostrar su dolor a través de su perfil de Twitter: "Alex es un tío espectacular, de los que jamás pierden el humor, no se puede ir tan pronto. No puede ser. No puede ser. No puede ser verdad", escribía.

Artículo relacionado

A primera hora de esta mañana, David Bisbal atendía a la prensa a las puertas de su casa con gesto apesadumbrado: "Terrible, ha sido terrible", contaba sin poder contener la emoción. El artista ha reconocido que irremediablemente ha pensado en Bruna, la hija de tres añitos que Álex ha dejado. Lejos de pensar que no guardaban ningún tipo de relación, el almeriense ha compartido que su compañero le enviaba vídeos de la pequeña muy a menudo.

Bisbal ha revelado que está en contacto directo con algunos de sus compañeros y que el sentimiento de todos es unánime: "Estamos muy tristes", reconocía con los ojos repletos de lágrimas y es que el carácter alegre de su amigo y compañero es imposible de olvidar. Este golpe de realidad, le ha llevado a protagonizar un emotivo momento con sus hijos. "Son momentos un poco duros pero queremos estar con su familia. Álex es un tío que jamás ha perdido la sonrisa...", contaba antes de romperse.

Las declaraciones íntegras de David Bisbal en el vídeo.