Cristiano Ronaldo no está pasando por un buen momento en el campo y quizás por eso la prensa lusa ha aprovechado para sacar un presunto escándalo sobre él: su adicción al botox. Desde que se hizo mundialmente famoso el físico del jugador ha suscitado varias controversias y es que es un hombre que se cuida mucho y se preocupa por su imagen.

Artículo recomendado

Robbie Williams habla claro, se le fue la mano con el bótox

Robbie Williams habla claro, se le fue la mano con el bótox

El cambio físico es obvio y es que el Cristiano de hoy no se parece en nada a aquel joven que comenzó a despuntar en el Manchester United. El ejercicio físico y los tratamientos estéticos han hecho maravillas en el astro portugués que se ha arreglado los dientes, ha acabado con el acné, tiene unas pestañas más tupidas y ha afinado su rostro con unas cejas muy perfiladas.

Sin embargo, la revista portuguesa VIP asegura que hay más y que el de Madeira es un “adicto al botox” y otros tratamientos de belleza y se “gasta miles de euros en cirugías estéticas”. Aunque se desconoce la veracidad de la información, lo cierto es que Cristino Ronaldo se cuida mucho por dentro o por fuera.

De hecho, a primera vista el número 7 del Real Madrid podría parecer más un modelo que un jugador de élite y es que cuida al detalle todos los aspectos de su look y de su tonificado físico. Las redes sociales han sido testigos puntuales de la preocupación de Ronaldo por su cuerpo, y es que allí se pueden ver imágenes de algunos de los tratamientos a los que se somete.