Seguimos encerrados en casa, confinados, a la espera de que el coronavirus desaparezca o, al menos, se logre controlar y dominar su peligrosidad. Pero estar en casa no significa que dejemos de cuidarnos. Así lo piensan muchos de nuestros famosos que no descuidan su forma física en estos duros días de cuarentena.

Así, Cayetano Rivera ha encontrado al sustituto perfecto a falta de su entrenador personal. Su hijo Cayetano lo acompaña en las duras sesiones de entrenamiento y, si hace falta, ejerce de peso pesado cuando su padre está haciendo abdominales. Porque 13 kilos –eso, más o menos, debe pesar la criaturita– sobre la espalda es, desde luego, un sobreesfuerzo que, a tenor de la sonrisa del feliz papá, no parece llevarlo muy mal.

Artículo relacionado

"A falta de mi preparador personal, aquí tengo a mí pequeño "Mowgli" para obligarme y exigirme más 😅", escribe Cayetano, que no puede aguantarse la risa imaginándose la cara de satisfacción de su pequeño, que se lo pasa bomba con su padre.

Cayetano Rivera junior cumplió dos añitos el pasado 4 de marzo y es un niño vivaracho y juguetón. Para su segundo cumpleaños, sus padres le organizaron una fiesta temática inspirada en Blancanieves y los siete enanitos. Aún no había comenzado la cuarentena y pudo celebrarlo a lo grande.

Ahora, con todos confinados en casa, el pequeño Cayetano se entretiene con el jardín, 'cortando' el césped con un cortador que lanza pompas de jabón, 'montando muebles' con su padre, haciendo puzzles o pintando. Desde luego, distracciones no le faltan al chaval.