A diferencia del año pasado en el que fue protagonista de infinidad de polémicas por sus salidas a horas intempestivas, fiestas en plena ola del coronavirus o infinidad de imágenes sin mascarillas, parece que Victoria Federica, desde un perfil más bajo, está disfrutando de su verano más tranquilo. La joven está disfrutando de estos meses de vacaciones en dos de sus destinos de vacaciones por excelencia: Marbella, Sancti Petri o París, donde se dejó ver junto a su padre, Jaime de Marichalar.

La hija de la infanta Elena, que no se ha dejado ver por Palma de Mallorca como en años atrás, está siguiendo los pasos de su novio, Jorge Bárcenas, que está en un momento álgido de trabajo. El Dj ha sido el encargado de animar algunas de las noches del Festival Starlite y allí ha estado 'Vic', como la llaman cariñosamente, que este martes no se perdía el concierto de Pablo López.

Artículo relacionado

A juzgar por como cantaba todas las canciones, Victoria Federica es una auténtica fan del coach de 'La Voz'. La joven, que estaba acompañada de una amiga con la que no dejó de compartir confidencias en una de las zonas vips, lo dio todo y no dudó en inmortalizar algunos momentos de la actuación que fue un éxito rotundo. ¡Dale al PLAY! Allí, compartió velada con otras caras conocidas como Eugenia Martínez de Irujo que asistió junto a su marido, Narcís Rebollo.

Aunque prefiere mantenerse en un segundo plano y no posar para los fotógrafos, Victoria no se esconde y sigue disfrutando de este interminable verano, una fecha muy especial para ella ya que ha celebrado su segundo aniversario junto a Jorge Bárcenas, de quien no puede estar más enamorada.