Entre las cosas que el príncipe Harry y Meghan Markle han podido hacer después de llevar a cabo el ‘Megxit’ está el pronunciarse sobre cuestiones políticas. Mientras pertenecían a la familia real británica no podían hacer referencia a asuntos políticos porque debían mostrarse neutrales. Pero hace unas semanas, cuando las elecciones de Estados Unidos estaban en plena campaña, no dudaron en hacer un llamamiento al voto de los ciudadanos. En ese momento no entraron en desvelar a qué partido votaría Meghan Markle, pero en más de una ocasión han mostrado su desacuerdo con Donald Trump. Así que todo apuntaba a que el príncipe Harry y Meghan Markle eran partidarios de Joe Biden. Y ahora hay algo que demostraría más esta teoría.

Artículo relacionado

El príncipe Harry y Jill Biden, la nueva Primera Dama estadounidense, ya habían coincidido anteriormente. En el año 2012 el duque de Sussex acudió a un acto en la embajada británica de Washington y allí estuvo con la mujer de Joe Biden. Y no ha sido la única vez que se han visto.

El príncipe Harry y Jill Biden

El príncipe Harry coincidió hace años con Jill Biden y Michelle Obama.

Gtres

Un año después el nieto de Isabel II aceptó la invitación de Michelle Obama y Jill para ir a merendar a la Casa Blanca. Además la nueva Primera Dama ha acudido a alguna de las ediciones de los Juegos Invictusque tan importantes son para Harry. Incluso han visto juntos algunos de los encuentros de esta competición.

Príncipe Harry, Obama, Biden

El príncipe Harry viendo un partido junto a Obama y Biden.

Gtres

Teniendo en cuenta que ahora viven en Estados Unidos y esta unión entre el príncipe Harry y Jill Biden, no sería de extrañar que en algún momento Harry y Meghan Markle acudieran a la Casa Blanca. Aunque Meghan no ha desvelado su voto, en su momento apoyó a Hillary Clinton y Kamala Harris, la nueva vicepresidenta estadounidense, mostró su empatía con la duquesa de Sussex cuando se vio abrumada por la atención que despertaba en la prensa. Ahora que pueden posicionarse en cuanto a temas políticos se refiere, está en el aire esa idea de que visiten al nuevo presidente de Estados Unidos y su mujer en su residencia oficial.