Sus declaraciones dejan sin palabras a cualquiera. La angustia y la desesperación están innatas, y la situación parece empeorar por momentos. "Soy una rehén y esta villa ha sido convertida en cárcel […]. Las ventanas están cerradas con rejas […]. Hay cinco policías en el exterior y dos mujeres policías en el interior de la casa […]. No puedo salir al exterior respirar aire fresco […]. Cada día estoy más preocupada por mi seguridad y por mi vida […]. No sé si sobreviviré a esta situación […]. La policía me ha amenazado con que estaré en la cárcel toda mi vida y no volveré a ver nunca el sol".

Artículo relacionado

Se trata de la princesa Latifa Al Maktoum, de 35 años, una de las 30 hijas del jeque Mohamed ben Rachid Al Maktoum, de 71 años, quien también es emir de Dubái. Se trata de uno de los hombres más ricos del mundo, y ocupa también el cargo de primer ministro y ministro de Defensa de los Emiratos Árabes Unidos (EAU). Entre las seis mujeres con las que ha contraído matrimonio en su vida, la argelina Houria Ahmed Lamaache es la madre de Latifa.

Desde su diminuto cuarto de baño, la princesa ha conseguido grabar y distribuir varios vídeos a través de un móvil que le han hecho llegar a escondidas de la seguridad que vela su encierro. Las imágenes fueron grabadas en 2019 y enviadas a su amiga finlandesa Tiina Jauhiainen, a su primo materno Marcus Essabri y al activista David High, instigadores de la campaña Free Latifa. Ellos han sido los que, después de varios meses sin tener noticias suyas, han decidido entregárselos a la BBC para reactivar el caso e intentar proceder a una investigación sobre el paradero y el estado de Latifa.

Los vídeos han sido emitidos en el programa Panorama este martes después de que la cadena británica se asegurara de su autenticidad. En ellos se respira la desesperación y la angustia de la princesa. Tal y como ella misma explica, teme por su seguridad y por su vida, además de narrar el secuestro que sufrió en 2018 cuando pretendía escapar del país. Las fuerzas especiales de Emiratos Árabes la interceptaron cuando iba rumbo a India, y la trajeron de vuelta a la fuerza, por orden de su padre. Durante el proceso, la joven asegura que perdió el conocimiento y ya despertó en Dubái.

Princesa Latifa

No fue hasta varios meses después que volvió a verse a la princesa. Fue el 15 de diciembre de 2018 cuando el Ministerio de Asuntos Exteriores de los Emiratos publicó una foto en la que aparecía junto a Mary Robinson, ex alta comisionada para los Derechos Humanos de la ONU y expresidenta de Irlanda. Entonces se quiso hacer creer que Latifa padecía trastornos y que necesitaba de ayuda médica. "Se ha podido comprobar que su excelencia, la jequesa Latifa, recibe los cuidados y el apoyo que requiere", se emitía a través de un comunicado.

Por el momento, se ha tramitado la petición para realizar una investigación gracias a la campaña Free Latifa, a la espera de poder volver a tener noticias de la joven.