De todos los actos que rodean a los Premios Princesa de Asturias, la visita al Pueblo Ejemplar es el más distendido. Gracias a su carácter más informal, en la visita que cada año hacen al lugar premiado, que este año ha sido Somao, los reyes y sus hijas dan muestra de su lado más cercano y natural. Algo que hoy han vuelto a hacer. Durante su visita por este pueblo asturiano, don Felipe, doña Letizia, la princesa Leonor y la infanta Sofía han protagonizado algunos momentos que quedarán como anécdotas para el recuerdo. Desde que han llegado no han parado de hablar entre ellos y de intercambiarse muestras de cariño.

Artículo relacionado

Son varias las ocasiones en las que se ha podido ver a la princesa y la infanta hablando, a Leonor poniendo la mano sobre el brazo de su padre y a la reina Letizia mirando con orgullo a sus hijas. Además, las hijas de los reyes no han dejado de preguntar durante su visita y sus padres les han explicado varias cosas. Y entre tanta explicación, ha habido un instante en el que ha habido un descuido por parte de Felipe VI. Al monarca le ha llamado mucho la atención un picaporte, tanto que lo ha tocado. En ese instante se ha dado cuenta de que no tenía que haberlo hecho. Así que se ha tenido que lavar las manos como medida sanitaria.

Reyes, Leonor, Sofía
Gtres

Otra de las anécdotas de la mañana la ha protagonizado la reina Letizia, que minutos antes de que Leonor diera su discurso se ha dirigido a ella.De esta forma, una vez más ha puesto por delante su papel de madre. Además, cuando la princesa de Asturias ha terminado de hablar, sus padres y su hermana han tenido varios gestos de orgullo hacia ella. Otra de las curiosidades ha sido cuando Leonor, antes de dar su discurso, ha procedido a quitarse la mascarilla y ponérsela en la mano para hablar más cómoda.

Leonor
Gtres

El momento más tierno de la visita ha llegado casi al final, cuando los reyes y sus hijas se han encontrado con los nueve niños que acuden a la escuela rural de Somao. Manteniendo la distancia, se han mostrado de lo más cariñosos con ellos. Y los pequeños les han devuelto ese cariño con un regalo para Leonor y Sofía. Han entregado a cada una ramos de flores hechos por ellos con papel. Un detalle que las hermanas han agradecido mucho.