La pasión por la reina Letizia por la cultura es voz populi y siempre es noticia que aprovechen los fines de semana para dejarse ver por el cine o los teatros más importantes de la capital de España. Sin embargo, en esta ocasión la consorte ha conseguido hacer un hueco en su agenda para poder disfrutar de una de sus grandes aficiones también entre semana.

Artículo recomendado

El importante papel que la reina Letizia tendrá en la próxima cumbre de la OTAN en Madrid

El importante papel que la reina Letizia tendrá en la próxima cumbre de la OTAN en Madrid

Según ha publicado ‘Vanitatis’, la reina Letizia aprovechó que el pasado martes 14 de junio no tenían programado ningún acto oficial en su agenda para terminar el día en el Teatro Real. En concreto, la mujer del rey Felipe disfrutó sin su compañía de la obra ‘Juana de Arco en la Hoguera’, protagonizada por la famosa actriz francesa Marion Cotillard.

Letizia

La reina Letizia.

Gtres

Aunque desde la casa real no se informa de los actos privados de los reyes y que, por lo tanto, esta visita podría no haber trascendido en ningún momento, doña Letizia no pudo evitar que algunos de los espectadores que se encontraban en el lugar se dieran cuenta de que ella estaba allí.

Según han comentado estos espectadores en las redes sociales, doña Letizia no se escondió en ningún momento, aunque sí que salió de prisa del Palacio Real una vez que terminó la obra. Tal y como asegura la mencionada publicación, los presentes no vieron en ningún momento a los guardaespaldas de la consorte, por lo que cabe esperar que estaban mezclados entre el público e intentaron pasar lo más desapercibidos posible.

Artículo recomendado

Kate Middleton copia a la reina Letizia su truco favorito para afinar al máximo la cintura

Kate Middleton copia a la reina Letizia su truco favorito para afinar al máximo la cintura

Un plan del que la reina Letizia no disfrutó sola, sino que iba acompañada por otras tres o cuatro mujeres de la misma edad, que también abandonaron el lugar rápidamente una vez que terminó la obra, por lo que cabe pensar que la consorte no abandonó el Teatro Real para poner rumbo al palacio de la Zarzuela, sino que aprovechó para disfrutar del centro junto a su círculo más cercano.