Solo 24 horas después de haber pasado por quirófano, Felipe de Edimburgo abandonaba el hospital Saint Bartholomew's de Londres para ser trasladado al centro médico King Edward VII, el mismo en el que se encontraba ingresado antes de ser intervenido del corazón. Así lo ha anunciado el Palacio de Buckingham a través de un comunicado en el que informan de que el marido de la reina Isabel II, de 99 años, "permanecerá en este hospital para continuar el tratamiento durante varios días".

El marido de Isabel II ha tenido que pasar por quirófano debido a una afección cardiaca. Desde la casa real británica han contado que el duque de Edimburgo se encuentra descansando y recuperándose de la intervención.

Artículo relacionado

Esta operación de corazón se suma a la infección que le diagnosticaron a Felipe de Edimburgo nada más ingresar en el hospital el pasado 16 de febrero. Desde el centro hospitalario descartaron que el marido de Isabel II tuviera COVID, y tras esto le han tratado de las diferentes dolencias que sufre. En los últimos días han sido muchos los rumores sobre el estado de salud del duque de Edimburgo. A sus 99 años cualquier noticia sobre su estado causa alerta y habrá que seguir esperando unos días para ver cómo evoluciona de la operación de corazón a la que se ha sometido.

Felipe de Edimburgo

Los miembros de la familia real británica que se han pronunciado desde que el duque de Edimburgo ingresó en el hospital se han mostrado optimistas hasta el momento. Esta misma semana Camilla de Cornualles aseguró que su suegro evoluciona ligeramente y que toda la familia cruza los dedos para que salga pronto del hospital. La que por ahora sigue con sus compromisos profesionales es Isabel II. La reina de Inglaterra ha atendido estos días algunas videollamadas y se ha mostrado tranquila ante la complicada situación que está viviendo su marido.