Las coincidencias son sorprendentes, y más en el caso en el que una de las reinas de Europa encuentra la suya con una de las estrellas de Netflix del momento. Así ha sido el caso de Máxima de Holanda y Anya Taylor-Joy, protagonista de la exitosa serie Gambito de dama. ¿La conexión? ¡Os la contamos!

Artículo recomendado

Máxima de Holanda y los dos 'looks' con los que ha lucido su versión más sofisticada

Máxima de Holanda y los dos 'looks' con los que ha lucido su versión más sofisticada

A pesar de tener nombre ruso y apellido escocés, la actriz se considera absolutamente argentina. De padre anglo-argentino y madre africana y española, Anya Taylor-Joy nació en Estados Unidos, pero a las pocas semanas de su nacimiento se mudaba a la mágica ciudad de Buenos Aires.

"Suelo decir que vengo de muchos sitios diferentes. Pero si tengo que definir de dónde viene mi actitud de vida y mi calidad como persona, es de la Argentina. Me siento muy orgullosa de venir de Argentina", ha reconocido la joven intérprete en varias ocasiones.

"Creo que tenía dos semanas de vida cuando nos fuimos a vivir a Buenos Aires y allí tuve mis primeros amigos que aún conservo. Mi lengua materna fue el castellano y todavía suelo viajar a Argentina para pasar las Navidades", confesaba la actriz añadiendo que echa "mucho de menos a la gente argentina porque es muy tierna, se da muchos abrazos, se toca mucho y eso me gusta. En los Estados Unidos todo es un poquito frío".

Máxima de Holanda
Gtres

Y es precisamente en Argentina donde sale la conexión entre ella y la reina Máxima. Anya fue al jardín de infantes y a la escuela primaria del prestigioso Northlands School, el mismo colegio donde estudió la esposa del rey Guillermo.