El día de ayer fue de lo más ajetreado para Kate Middleton. Tuvo dos actos en los que ocupó un papel muy diferente.El primero fue la Commonwealth, uno de los eventos más esperados de su agenda ya que supuso su reencuentro con Meghan Markle. En este caso la duquesa de Cambridge dejó todo el protagonismo a la duquesa de Sussex. Para la ocasión Kate eligió un abrigo en color burdeos que ya había lucido en anteriores ocasiones y la que llevó un estilismo más aplaudido y de estreno fue Meghan. Pero la mujer del príncipe Guillermo sabía que por la noche sería ella la que deslumbraría.

Artículo relacionado

La duquesa de Cambridge acudió a un acto en solitario y lució espectacular en esta cena de gala que se celebró en el Palacio de Buckingham. Al igual que hizo por la tarde, en este acto de una de las organizaciones de la que es patrona, también optó por un diseño que ya había llevado anteriormente. Se decantó por un espectacular vestido en color royal blue que llevó durante un viaje a India en 2016 en un evento en el que era obligatorio lucir un diseño inspirado en bollywood. Si por algo destaca la prenda diseñada por Jenny Packham es por el cuerpo, repleto de pedrería bordada y con unas mangas transparentes de lo más originales.

Kate Middleton

Ayer por la noche Kate lo combinó con clutch bordado a juego, unos zapatos metalizados, unos pendientes en color azul y su anillo de pedida. Un anillo que casi siempre lleva y que esta vez le quedaba mejor que nunca teniendo en cuenta que el tono es muy parecido al del vestido. En cuanto al pelo decidió dejarlo suelto y con ondas, uno de sus peinados preferidos, y en el maquillaje optó por la naturalidad. De esta forma Kate recuperó el protagonismo que por la tarde le cedió a su cuñada.