Kate Middleotn ha pasado un fin de semana muy especial. Antes de regresar a la rutina la duquesa de Cambridge ha aprovechado para celebrar su cumpleaños. La mujer del príncipe Guillermo cumple 38 años este jueves 9 de enero, pero para poder hacer algo especial y poder pasar ese día como realmente a ella le gusta, ha tenido que adelantar la celebración.

Artículo relacionado

Durante los últimos días de las vacaciones de Navidad Kate Middleton ha estado en uno de sus sitios favoritos, su casa de Anmer Hall.Es allí donde ha organizado un fin de semana rodeada de familiares y amigos. La duquesa de Cambridge ha invitado a su casa a algunas de las personas más importantes para ella y ha llevado a cabo un sinfín de actividades tanto en el interior como en los alrededores. Kate ha aprovechado para mostrar a sus invitados algunas de las costumbres de Norfolk, lugar en el que está ubicada la vivienda. De esta forma ha puesto el broche de oro a las vacaciones de una forma inmejorable.

Kate y Guillermo

Aunque en plena celebración tuvo que atender un compromiso en el que hubo un reencuentro inesperado y nada agradable. Kate y Guillermo acudieron a misa en Sandringham, y en el mismo sitio y a la misma hora estaba Rose Hanbury, la que fuera una de las mejores amigas de Kate y a la que se relacionó con el príncipe Guillermo hace unos meses. Las dos han estado muy cerca, pero han evitado coincidir.

Kate Middleton Guillermo e hijos

Después de tantas emociones Kate y su familia han puesto rumbo a Londres, donde ya han retomado sus compromisos.Si algo marca esta semana en Kensington Palace es el cumpleaños de Kate, pero no va a hacer más celebraciones multitudinarias. Todo lo contrario. Si por algo ha adelantado la gran celebración además de por aprovechar el fin de semana, es porque ese día lo quiere pasar junto a su marido y sus hijos y celebrarlo de la forma más íntima y familiar.