Victoria Federica está totalmente ajena a los escándalos que envuelven a la familia real en los últimos meses. La hija de la infanta Elena está disfrutando de lo lindo del verano antes de retomar la normalidad. Más enamorada que nunca de Jorge Bárcenas, la joven ha seguido los pasos de su chico hasta Marbella donde ha pasado la mayor parte del mes de agosto por motivos profesionales.

Artículo relacionado

Incondicional del Festival Starlite, Victoria se dejaba ver en las gradas del concierto de Morat acompañada del joven Dj y de un grupo de amigos. Con la mascarilla de rigor y camiseta plateada de manga francesa, la nieta del rey emérito que está a solo unos días de celebrar sus 20 años, disfrutó de lo lindo con la música del grupo colombiano y brindó por este verano con una copa de vino blanco.

En el vídeo se puede ver como en una exposión de emoción Jorge se lanza a saltar ante la mirada de su chica que prefirió seguir disfrutando de la música desde su asiento.

Victoria Federica

Marbella es un lugar muy especial para la pareja ya que fue donde se conocieron hace un año y donde surgió su amor, unos sentimientos que han salido más reforzados si cabe de un confinamiento. Sin embargo, hay que decir adiós al que ha sido probablemente el verano más atípico de sus vidas y dar la bienvenida al nuevo curso. En las próximas semanas, Vic, así es como llaman a la joven de manera cariñosa, comenzará el nuevo curso de Administración y Dirección de Empresas en el prestigioso centro americano The College for International Studies, aunque las circunstancias provocan que la gran mayoría de las clases sean telemáticas.

¡No te pierdas a Victoria Federica y otras caras conocidas como Anita Matamoros de concierto... Dale al PLAY!