No son buenos tiempos para ser princesas adolescentes. Cuando el verano invita al asueto y a la diversión, Leonor y Sofía vuelven a ver en un horizonte cercano una nueva prueba de fuego. Las hijas de los reyes Felipe y Letizia les acompañarán este próximo lunes 6 de julio en el funeral de las víctimas de la pandemia que tendrá lugar en la Catedral de la Almudena de Madrid. Se trata de un importante acto oficial, cuyo preámbulo fue el minuto de silencio que protagonizó la familia real al completo hace poco más de un mes en Zarzuela, y que llega en medio de los rumores de que la princesa Leonor tendría novio.

Artículo relacionado

Sin embargo, el detalle importante en este escenario tras la crisis sanitaria es el cambio de actitud de la princesa y la infanta tras el largo y comentado silencio que han guardado durante toda la cuarentena. Desde el mensaje de afecto y empatía que mandaron a todos los jóvenes el pasado 23 de abril, las hijas de los reyes han demostrado estar a la altura de las circunstancias. Sus apariciones han sido contadas, pero han sido pruebas a su madurez y compromiso, como lo va a ser la de este próximo lunes.

Artículo relacionado

Este año se han frustrado todos sus planes. Cuando tendrían que estar preparando la maleta para su cita anual con el campamento de verano en EE.UU., Leonor y Sofía se han visto colocadas en un lugar relevante, como la gran esperanza y el futuro de la institución que representan.

Leonor y Sofía aparecían en público por primera vez el pasado 27 de mayo, acompañando a sus padres en el minuto de silencio en recuerdo de las víctimas del virus. El nuevo acto llegará en medio de la gira española de Felipe y Letizia, y dos semanas después de que arrancaran el inicio de sus vacaciones de verano acudiendo a un espectáculo cultural en en los Teatros del Canal, el mismo día que sus padres celebraban el sexto aniversario de su reinado.

Reyes Felipe y Letizia princesa Leonor infanta Sofía
Gtres