Beatriz y Eugenia de York acudieron la semana pasada a un concierto de Céline Dion. Las hijas de Sarah Ferguson y el príncipe Andrés bailaron y cantaron desde la zona VIP del evento. Pero no todo fue tan divertido como parecía. Las hermanas vivieron un momento de lo más tenso.

Artículo relacionado

Lo ha revelado uno de los periodistas del periódico británico The Sun, directamente afectado por la polémica. Dan Wootton también estaba disfrutando del concierto de la cantante cuando de repente alguien le llamó la atención.

Este toque de atención llegó en el instante en el que Dan se disponía a subir una fotografía de la actuación de Céline a Instagram. Eugenia y Beatriz de York pensaron que lo que estaba haciendo era compartir una fotografía de ellas y pidieron al equipo de seguridad que le dijeran al periodista que no podía hacer eso.

Cuando las primas de Guillermo y Harry se dieron cuenta de que lo que estaba haciendo Dan nada tenía que ver con ellas, le pidieron disculpas. Una actitud por la que Beatriz y Eugenia han recibido multitud de críticas.

Muchos comentarios han criticado que no aprenden de la actitud de Meghan Markle. En las últimas semanas la duquesa de Sussex ha sido noticia por la privacidad con la que quiere llevar su vida. El bautizo de su hijo Archie o la prohibición de que le fotografiaran en Wimbledon han sido algunos de los últimos ejemplos.

Por eso muchos no entienden que Beatriz y Eugenia tomen la misma actitud sabiendo que los comentarios negativos están asegurados. Teniendo en cuenta que son pocas las ocasiones en las que las nietas de Isabel II acuden a eventos oficiales o asisten a eventos públicos, sería mejor para su imagen no rechazar ser fotografiadas.