La vida de Carlota Casiraghi está cambiando. La hija de la princesa Carolina y el difunto deportista italiano Stefano Casiraghi lleva cinco años centrada en el mundo de la Filosofía, tiempo en el que ha dejado atrás prácticamente cualquier evento social, incluidas las citas más importantes para el Principado

Artículo relacionado

Además de centrarse en su faceta como madre y en la vida familiar junto a su marido, Dimitri Rassam -con quien se contraía matrimonio hace poco más de un año-, Carlota ha fundado los Encuentros Filosóficos de Mónaco, un ciclo anual de conferencias sobre filosofía en el que ella misma, con ayuda de su profesor de instituto, Robert Maggiori, da voz a pensadores de todo el mundo.

Carlota Casiraghi
Instagram Joseph Cohen

El evento de este año tuvo lugar el pasado 8 de julio, cuando la hija de Carolina de Mónaco de dejó ver para participar en una serie de lecturas filosóficas celebrada por la noche en el Teatro Fort Antoine, una antigua fortaleza de Montecarlo que su abuelo materno, Raniero III, convirtió en un anfiteatro durante su reinado.

​Con motivo del quincuagésimo aniversario del enclave en el que se celebraban estos encuentros, Carlota inauguraba la velada leyendo un poema de Giacomo Leopardi en su calidad de Presidenta Fundadora de los Encuentros Filosóficos. Para la ocasión, la royal volvía a dejar claro el cambio de vida que ha realizado, luciendo estilismos de lo más sencillos e informales, muy alejados de los vestidos de grandes diseñadores que ha lucido a lo largo de toda su juventud.

El objetivo de esta cita es cambiar la visión infundada, no solo de Mónaco -más referenciado por sus casinos, sus competiciones deportivas y los eventos sociales-, sino del mundo entero. Graduada en Filosofía en la Sorbona de París, la sobrina del príncipe Alberto publicaba hace un año su primer libro, Archipel des Passions (Archipélago de Pasiones). La obra se la dedicaba a su padre, con quien compartía su afición por la lectura.

Serena, madura y algo tímida. Así se muestra Carlota en cada uno de los vídeos -compartidos por Les Rencontres Philosophiques de Monaco- de sus diferentes participaciones en esta cita con la Filosofía. Ahora mismo, su vida se centra en compaginar su pasión por esta disciplina con su vida privada, en la que los grandes protagonistas de su día a día son sus dos hijos, Raphaël Elmaleh -nacido a finales de 2013 durante su relación con el actor Gad Elmaleh- y Balthazar Rassam, que llegó al mundo en octubre de 2018, meses antes de dar el "sí, quiero" al que es su padre, Dimitri Rassam.