Dinamarca ha vivido este fin de semana un momento histórico. La princesa Mary se ha estrenado como regente en ausencia de la reina Margarita, un poder que su suegra le otorgó a comienzos del pasado mes de octubre en una reunión extraordinaria con el Consejo de Estado. Esta repentina decisión de la soberana hizo saltar las alarmas de una posible abdicación, unos rumores que la propia monarca, a punto de cumplir 80 años, se ha encargado personalmente de desmentir.

Artículo relacionado

Lo que sí ha quedó claro con este movimiento dentro de la Casa Real danesa es la confianza que existe entre las dos royals, una relación que convierte a Mary Donaldson en la primera figura extranjera que asume este cargo en Dinamarca. A sus 47 años, la princesa está cada día más cerca de convertirse en la única reina danesa de origen australiano.

Mary de Dinamarca
Steen Brogaard (vía Instagram detdanskekongehus)

Con su esposo el príncipe Federico en París, y la reina Margarita también de viaje fuera del país asistiendo como invitada de honor a la cena de gala del 60 aniversario del Programa de Becas de la Sociedad Anglo-Danesa, la princesa ha ejercido por primera vez como reina regente en una recepción de Navidad de la Fundación Mary en el Palacio Real de Amalienborg en Copenhague. La fundación, creada en 2007, trabaja para combatir el aislamiento social en colaboración con distintas ONGs, fundaciones y empresas. Su Alteza Real ha agradecido la cooperación de todos los participantes, junto a los responsables de la organización.

Para su primer acto oficial en sustitución de la monarca, la royal ha escogido un estilismo sencillo y elegante, en el que destacaba una blusa roja. Un atuendo perfecto para una recepción navideña en la que se pudo degustar el tradicional glögg, una bebida caliente a base de vino y aderezada con diferentes frutas, muy típica de las fiestas navideñas.

Mary de Dinamarca
Gtres

Con este primer acto la reina Margarita está cediendo de forma gradual las riendas a otros miembros de la familia real, una responsabilidad que ahora asume también la princesa Mary. Al margen del príncipe Federico, también son responsables de este cargo otros miembros de la Casa Real danesa, como el príncipe Joaquín y la hermana de la reina, la princesa Benedicta.