Carlos Sainz (61 años) lo ha vuelto a hacer. Se ha proclamado, junto a su compañero y copiloto Lucas Cruz, campeón del Dakar por cuarta vez. Con este hito, se convierte en el piloto más veterano que gana la prueba de rallies más dura del mundo. Con este contexto, Carlos ha visitado a Pablo Motos (58 años) y sus hormigas en 'El Hormiguero' para contar todos los detalles de su triunfo y cómo ha vivido esta experiencia. Sainz ha asegurado que este año encaró la famosa carrera con otra actitud. "Me propuse disfrutar de la carrera y no agobiarme. Y debo reconocer que lo he conseguido. He tratado de divertirme, de disfrutar, de ver el vaso medio lleno...", ha explicado Carlos.

Y es que la concentración y esfuerzo que implica una carrera de este tipo podía provocar que Sainz se estresara. "Antes había una sobrerreacción a momentos... Pierdes algún minuto por cualquier cosa. Este año me lo he tomado con otra filosofía y creo que se ha notado. Le decía a Lucas, el mejor Dakar que has hechos por lo que me has regañado", ha contado, entre risas. Ha sido esta afirmación la que les ha llevado a hablar de un momento de gran tensión que vivieron Carlos y Lucas durante la carrera. "Te dio un puñetazo en la pierna, ¿no?", ha preguntado Motos. Algo que Sainz confirmaba. "No le hice caso", ha reconocido.

Carlos Sainz
Atresmedia

 

Una anécdota a la que Lucas también se refería en una entrevista en 'El Confidencial'. Al parecer, el penúltimo día de la carrera, Sainz ya no obedecía a las señalizaciones de su copiloto. A pesar de intentar mantener la calma siempre y hablar tranquilamente, hay momentos de máxima tensión que todo salta por los aires. "El otro día me cabree, y le di un puñetazo en la pierna: '¡Joder, te he dicho a la izquierda, por qué coño sigues recto!'", contó Lucas al mencionado medio. A pesar de estos instantes, Carlos y Lucas han demostrado ser un equipo compenetrado y unido, dos elementos clave para alzarse con la victoria del Dakar.

 

La historia de amor de Carlos Sainz y Reyes Vázquez de Castro

A parte de las carreras, Carlos Sainz tiene una vida personal que poca gente conozca. Carlos Sainz y Reyes Vázquez de Castro llevan compartiendo sus vidas desde muy jóvenes. Se conocieron cuando apenas tenían 18 años. Al poco tiempo de conocerse, el piloto decidió abandonar los estudios y dedicarse de lleno a su pasión (y la razón de buena parte de sus éxitos): el motor. En el palmarés del madrileño está ser bicampeón del mundo de rally en 1990 y 1992, además de haber conseguido otros cuator subcampeonatos y cinco terceros puestos. Esto se tradujo en el título de mejor piloto español de rally de la hitoria y mejor piloto del campeonato mundial en su retirada.

Se casaron tras dos años de relación. “Conocí a Reyes a los 18 años, cuando comenzaba a competir, y ella siempre vivió mi pasión por el motor. La primera vez que nos vimos corría con un Seat Panda... Y hasta hoy. Ha vivido toda mi progresión en primera persona, sufriéndola, apoyándome en todo momento. Ha sido una clave de los éxitos que haya podido alcanzar. Sin la ayuda de la familia es imposible ser un ganador en un deporte”, dijo en una entrevista recogida por 'El Confidencial'. 

Carlos Sainz
GTRES

Reyes Vázquez de Castro, el incondicional apoyo de Carlos Sainz

"Durante mucho tiempo pasé trescientos días al año fuera de España. Es muy duro. Solo la pasión por los rallys me permitía aguantarlo. Renuncias a muchas cosas. A tu familia, a tus amigos. Es indudable que podía haber disfrutado más de la infancia de mis hijos, que pasa una vez en la vida y no vuelve más. Pero estaba tranquilo porque siempre tuve el apoyo de Reyes, una persona muy equilibrada", confesó el piloto en una entrevista publicada en 'El Norte de Castilla' poco después de su retirada. 

En 2004, dio un paso al lado para dar un cambio en mi vida y poderme dedicarse más a mi familia. Compaginar el día a día en el circuito y la vida familiar no ha sido tarea fácil. La ausencia de Sainz en casa era una constante. Mientras él competía, Reyes Vázquez de Castro se ocupaba de sus tres hijos, Blanca, Carlos y Ana. "Tras 18 años, decidí dejar el Mundial. Quería estar más en casa y vivir la última parte de la infancia de mis hijos", añadía. El madrileño no se desvinculó del mundo del motor. Se centró en una competición menos exigente en lo que a tiempo se refería. Se centró en el Dakar y ganó su categoría en 2010, 2018 y 2020; hito que repitió hace apenas unos días. 

Los hijos de Carlos Sainz siguen sus pasos

Su legado está asegurado con sus hijos, quienes han crecido viendo a su padre entre carreras y automóviles. Carlos Sainz Jr sigue sumando logros en la Fórmula 1. Su trayectoria comenzó desde muy pequeño, cuando competía en karting. Prontó comenzó a conseguir las primeras posiciones de distintos torneos y competiciones nacionales e internacionales. Debutó en F3 en 2010. Cuatro años después y tras participar en los test de jóvenes pilotos de la Fórmula 1, la Escudería Toro Rosso apostó por él. Anunció que Carlos Sainz Jr. sería piloto oficial en la temporada 2015 de Fórmula 1.

Carlos Sainz
GTRES

Laia Sanz también cuenta con una extensa trayectoria en eso del motor. Es piloto de trial, enduro y rally raid. En su palmarés está haber sido catorce veces campeona del mundo de trial y seis veces campeona del mundo de enduro. También ha competido en el Dakar este año, siendo su número 14. Era su tercera participación sobre cuatro ruedas y el resultado ha sido ueno. Se ha subido al podio en su categoría y ha conseguido finalizar en el top quince absoluto.