Carla Pereyra está aprovechando el verano para desconectar. Hace unos días se le podía ver por Ibiza con Simeone, con quien lleva 4 años de relación. La pareja elegía la famosa isla para disfrutar de sus vacaciones junto a su hija. Pero el verano da mucho de sí y Carla está dispuesta a aprovecharlo y, de paso, olvidarse del caso de Mónica Gil.

Artículo relacionado

Rodeada de famosos, la esposa del entrenador del Atlético de Madrid, asistió el pasado jueves al concierto de Luis Fonsi. El evento tenía lugar en Marbella, como parte del festival Starlite. El público bailó al ritmo de los éxitos del cantante, entre los que no faltó el ‘Despacito’. Carla Pereyra no contó con la compañía de Simeone, que se encontraba fuera por motivos de trabajo.

La ex modelo compartía un negocio de estética con la conocida como la 'estafadora de los famosos’. La presunta amistad que Mónica Gil tenía con la pareja de Simeone le sirvió de trampolín para acceder a la jet set. Carla Pereyra se desvinculó del asunto y dejó claro que ella también era una víctima de la 'estafadora de los famosos’.

Mónica Gil llegó a un acuerdo con la Fiscalía y la acusación y aceptó una pena de año y medio de cárcel. Además, debía pagar una multa de 1.200 euros e indemnizar con 58.000 más al empresario amigo suyo al que estafó.