Carla Barber y Diego Matamoros tienen más cosas en común de las que a priori parece. A pesar de la juventud de ambos, 30 y 33 años respectivamente, ambos se han enfrentado ya al fracaso sentimental de haber tenido que romper un matrimonio poco después de darse el 'Sí quiero'.

Si bien el currículum amoroso del hijo de Kiko Matamoros se ha compuesto por relaciones largas, entre las que cabe destacar la de Tanit Grande con quien llegó a verse las caras en el juzgado tras ser acusado de violencia de género y donde fue finalmente condenado por maltrato en el ámbito familiar por Sentencia Firme núm.-164/2017, de fecha de 17 de abril de 2017, dictada por el Juzgado de lo Penal núm. 34 de Madrid, en procedimiento de Juicio Rápido núm.- 140/2017, el de Carla tampoco se queda corto.

Artículo relacionado

El pasado amoroso de la médico estética también está ligado a caras conocidas. Cuando todavía era una desconocida inició un romance de dos años -entre 2013 y 2015- con el futbolista Álvaro Morata, felizmente casado con Alice Campello en la actualidad. Un romance que se rompía tiempo después de hacerse con la corona de Miss España.

Carla Barber y Camilo Esquivel

Tras él, llegaba a su vida el cirujano Camilo Esquivel. Juntos formaban el tándem perfecto del mundo de la medicina estética, sin embargo, su matrimonio se rompía 8 meses después de darse el 'Sí, quiero', en 2018. Una decisión que supuso un fuerte golpe para la canaria: "Sin esperarlo, y de pronto, se terminó una relación que pensaba que era para toda la vida", escribió en su perfil en redes sociales hace justo un año.

Desde entonces, Carla ha estado volcada totalmente en su trabajo y en el cariño de sus familiares y amigos, hasta que el amor ha llamado a su puerta de nuevo y a juzgar por la reacción de la doctora no puede estar más ilusionada con Diego: "Caído del cielo", escribía junto a una romántica imagen en la que hacían oficial el romance.