Hoy es un día muy especial: Kike Osborne Martínez cumple 17 años. El hijo de Fabiola y Bertín ha sumado un año más, el último antes de su mayoría de edad. Una celebración que llega un mes después de que la venezolana y el cantante tomaran una decisión consensuada sobre Kike. Un paso al frente que está vinculado a la fundación que crearon por él tras nacer con una parálisis cerebral: a partir de ahora, el nombre oficial de la entidad será Fundación Kike Osborne. Un sueño para Fabiola, ya que para ella "Kike es el alma de la fundación", que se dedica a acompañar a familias que han pasado por lo mismo.

De esta manera, se trata de una fecha muy especial que el adolescente ha querido celebrar con sus amigos y familiares más cercanos. Es por eso que sus hermanas mayores, Eugenia (37 años) y Alejandra Osborne (45 años), han acudido a la celebración del joven. La primera lo hacía acompañada de sus hijos, Juan, Sandra y Tristán, fruto de su relación con Juan Melgarejo de quien se separó en 2021. Sonriente, con gafas y un abrigo negro, Eugenia se mostraba entusiasmada ante la reunión familiar. Por otro lado, Alejandra llegaba sola, sin rastro de sus hijos, pero igual de deslumbrante y feliz que su hermana pequeña. 

Eugenia Osborne
GTRES

La gran ausente ha sido Claudia Osborne (35 años) por una razón de peso. Hace apenas unos días, la pequeña de las hermanas daba a luz a su segunda hija, Violeta. El programa 'Vamos a ver' daba en primicia la feliz noticia, como también comunicaba que Bertín Osborne había acudido al Hospital Ruber Internacional para conocer a su nueva nieta. Horas más tarde, Claudia compartía el tierno momento en que su primogénita, Micaela, y la recién nacida se conocían. Una situación que ha impedido a la joven acercarse a la fiesta.

Alejandra Osborne
GTRES

 

Artículo recomendado

La inesperada reflexión de Claudia Osborne sobre los hermanos tras dar a luz a su segunda hija Violeta

Claudia Osborne

Bertín Osborne se pronuncia sobre el robo del carrito de su hijo con Gabriela Guillén

Esta fecha tan especial y feliz se ha visto empañada por la polémica que ha rodeado a Bertín Osborne y Gabriella Guillén desde que Lecturas desveló que estaban esperando un hijo. El nacimiento del pequeño, la ausencia del presentador antes y después de su llegada o la dura entrevista de la modelo paraguaya en '¡De Viernes!' han sido algunos de los momentos que han ocupado los titulares estas semanas. Sin embargo, algo totalmente inesperado y que ha preocupado a todos ha sido el robo del carrito del bebé que Gabriela guardaba en su coche nuevo.

Ella misma colgaba esta tarde una imagen en sus stories pidiendo ayuda para encontrar el carrito. "Como muchos sabéis he sufrido el robo del carrito de mi bebé hace unos días, si alguien lo ve, por favor, contactad conmigo. Es un carro muy peculiar y el color no es muy común", ha escrito la fisioterapeuta. Un hurto que ha generado todo tipo de rumores sobre quién y por qué querría robar este objeto. Raquel Arias, amiga de Gabriela y colaboradora de 'Así es la vida', opinaba que podría haber sido para conseguir el ADN del pequeño y solucionar así la incógnita sobre si es o no hijo de Bertín.

Gabriela Guillén
GTRES

 

Pocas horas después de esta stories, Bertín reaparecía tras la cancelación de su concierto en Alicante y se pronunciaba sobre estos rumores. El cantante explica haberse enterado hace nada del robo del carrito del bebé de Gabriela. "Me han dicho también que hay un alienígena o dos que han dicho por ahí que si yo tengo algo que ver con eso por el ADN... Vamos a ver, dejad de fumar esas cosas malas que estáis fumando. Cambiad de camello. ¿Pero cómo se puede decir semejante gilipollez? ¿Estamos todos locos? Como dice mi amigo Carlos Herrera, ya no cabe un tonto más en este país", dice ante la cámara, muy contundente y claro.