A Belén Esteban le encantan los tatuajes, eso es cosa sabida. Y ahora está dispuesta a realizarse uno nuevo que, curiosamente, guarda una relación muy estrecha con la nueva etapa que ha iniciado en su vida. Belén Esteban, junto a su marido, Miguel Marcos, se ha convertido en una empresaria de éxito y por eso ha decidido tatuarse ¡UN TOMATE! El último tatuaje que Belén Esteban se había hecho era la palabra 'Believe' ('Cree'), el título del álbum que catapultó al éxito a Justin Bieber, ídolo de Belén y de su hija.

Artículo relacionado

El motivo de tatuarse un tomate está clarísimo: "Me está trayendo mucha suerte últimamente", dijo Belén Esteban en 'Sálvame'. Y es que su aventura empresarial, en la que comercializa gazpachos y salmorejos, le está funcionando muy bien, así que este homenaje al tomate está más que justificado.

Lo que no ha desvelado Belén es el lugar en el que piensa ponerse el tomate. Si será un lugar más o menos privado que solo podrán verlo quienes tengan acceso a su intimidad, o si se lo hará en un lugar bien visible ahora que llega el verano. Seguro que a Belén le gustará lucir este delicioso fruto que, como ella misma dice, tanta suerte le ha dado.

Belén Esteban

Belén lleva tatuado un toro en su nalga derecho, que se lo hizo grabar cuando salía con Jesulín de Ubrique.

Gtres

Por la cabeza de Belén ha pasado también la idea de borrarse el famoso toro que lleva tatuado en su nalga derecha y que se hizo mientras fue pareja de Jesulín de Ubrique. Han pasado más de 20 años y Belén estaba dispuesta a eliminar de su piel ese recuerdo.

Su hija Andrea, sin embargo, le ha pedido a su madre que no lo borre. A fin de cuentas, es un recuerdo de su padre, con el que recientemente ha tomado relación, tal y como desveló Belén en 'Sálvame', para disgusto de Jesulín y su mujer, María José Campanario, quienes hubieran preferido que ese reencuentro se hubiera mantenido en secreto.