Belén Esteban está disfrutando de uno de sus veranos más especiales. La colaboradora, tras su comentadísima boda con Miguel, ha cogido las maletas para hacerse un tour casi por medio mundo. Tras haber disfrutado de unos días en la Toscana, Belén ha puesto rumbo a Galicia. Tanto ha hablado su compañera Carlota Corredera de su tierra que la colaboradora tenía muchísimas ganas de conocer este rincón de España.

Artículo relacionado

Primero fue Italia, ahora le toca el turno a Galicia. Belén Esteban asegura que esta no es la luna de miel que le correspondería después de su boda del pasado junio, pero la verdad es que se le parece. La colaboradora, junto a su flamante marido, cogió las maletas para disfrutar de unos días recorriendo el norte de Italia. Allí visitó Pisa, se perdió en la Toscana y tuvo tiempo casi para todo. Pero no iba a quedarse ahí la cosa.

Después de regresar de Italia, Belén ha puesto rumbo a Galicia. La colaboradora ha abierto su álbum de fotos más personal para lucir palmito en playas y paisajes gallegos, destino que parece que le ha encantado. Belén está enamorada de Galicia y no ha dudado en darle las gracias a una de las embajadoras más entusiastas de esta tierra: Carlota Corredera. La presentadora es una gallega de pro y orgullosa y claro, a Belén le había picado el gusanillo.