Belén Esteban está enamoradísima de su conductor de ambulancias particular, Miguel Marcos. Como dos adolescentes, la pareja está encantadísima con haber dado el paso de casarse, y es que en su caso ni la rutina ni el matrimonio han hecho mella alguna en su relación.

La colaboradora se casó el pasado 22 de junio y acaba de anunciar que está preparando su segundo enlace, esta vez por la iglesia. Pero es que aún hay algo más, Belén y Miguel quieren ser papás juntos y, claro, ya están manos a la obra.

Un 'trabajo', el de buscar niño, que están afrontando con ilusión, pero sobre todo ganas. Y es que la de Paracuellos mantiene, a pesar de llevar con Miguel media década, su pasión en cotas muy altas. "Yo no he notado ningún cambio", ha revelado Belén respecto a su vida sexual, "estoy igual".

Belén Esteban ha revelado a sus compañeros de 'Sálvame' que siempre tiene ganas de sexo con su marido y que los dos se lo pasan bomba juntos, vamos que su relación goza de la misma salud que el primer día. "No tengo dolores de cabeza y siempre tengo ganas", ha confesado la colaboradora.