Enfrentarse al momento que esperas que nunca tenga que llegar. Tras haber pasado las Navidades en familia, junto al pequeño Nyan, Aurah Ruiz ha tenido que despedirse de Jesé Rodríguez. El futbolista se ha incorporado ya a sus obligaciones profesionales y, en consecuencia, se ha tenido que separar de su hijo y su pareja. Ahora, la extronista vuelve a quedarse al frente del cuidado del pequeño, del que no se ha separado desde que naciese...

Artículo relacionado

La suya es una de esas historias que conmueven con cada detalle. El pequeño Nyan venía al mundo con una problema de salud que le impedía marcharse a casa con sus padres. De eso hace ya medio año y el bebé sigue ingresado en el hospital. A su lado, siempre su madre, Aurah, que saca fuerzas de donde no las hay para atenderle. La presión, la espera y el saber que el tiempo pasa mucho rápido han hecho mella en su fortaleza, pero lo primero es su pequeño y ahí está contra viento y marea.

La extronista pedía, hace pocos meses, un traslado para su hijo, un cambio de hospital donde pudiesen tratarle de la enfermedad que sufre. Por fin, ocurrió. Dejaron Canarias para instalarse en Madrid y allí estuvo también Rodríguez. El futbolista se apeó de sus compromisos con el Stoke City para estar al lado de su hijo menor. Asegurando, además, su intención de cambiar de equipo para poder estar cerca de él en todo momento.

Pero el tiempo pasa y el futbolista ha tenido que incorporarse, de nuevo, al equipo. Así lo ha narrado a través de sus redes sociales. El trabajo le obligaba a despedirse de su pareja, aunque confiamos que sea algo temporal. Ruiz ya evidenció las tensiones que había originado el alejamiento del futbolista en una serie de polémicos stories. Desde entonces, parece que la cosa ha cambiado radicalmente.

Ojalá esta nueva estancia haga que el pequeño se recupere lo antes posible. Desde luego, Nyan es todo un luchador. ¡Ánimo, valiente!