A Lorena Van Heerde le ha tocado el gordo en la lotería de los bebés. Los que tienen recién nacidos en casa lo comprenderán en el acto. Su pequeña Alexia, que vino al mundo hace poco más de 10 días, es un bebé fantástico que solo se dedica a comer y a dormir. No da un ruido y consigue que sus padres descansen. Sed sinceros, ¿cuántos no habéis acabado agotados con los llantos infantiles a horas intempestivas?

Artículo relacionado

La bebé, según su madre, se despierta cada tres horas como si tuviera la alarma del móvil programada y avisa a su madre de que el hambre apremia. Entonces la Miss le da de mamar, ella se calma y vuelve a dormir. Y da comienzo de nuevo el ciclo. En tres horas volverá a tener noticias de ella. Esto le permite a la estudiante de Periodismo descansar, dormir sin problema por las noches y hasta acudir al salón de belleza. ¡¡A la peluquería!! ¿Sabéis lo que significa eso cuando tienes un bebé en casa? ¡Si muchas mamás no consiguen peinarse hasta que el niño empieza a ir a la guardería! Lo confirmamos, a Lorena le ha tocado el premio gordo.

Van Heerde y su chico están encantados con Alexia, a la que llaman cariñosamente “mariposita”. Es el primer hijo de la pareja y han podido celebrar juntos el 19 marzo como progenitores orgullosos, de hecho, la Miss aprovecho la fiesta para compartir una foto de su padre con ella recién nacida y otra de él con la nieta. Todo se repite. ¿Se portaría tan bien la alicantina como ahora lo hace su retoño?

Lorena y Rafik se conocieron cuando ella empezó a ejercer de imagen en la clínica estética de él y se enamoraron al instante.

Artículo relacionado

Artículo relacionado

Artículo relacionado

Artículo relacionado