Quien se considere un auténtico fanático de la televisión y de los 'realities' seguro que en su lista de favoritos figura el mítico 'Hotel Glam'. Una suerte de 'establecimiento' plagado de cámaras, con Jesús Vázquez de presentador, y que tuvo con huéspedes de la talla de Dinio, Pocholo, Yurena, Malena Gracia, Yola Berrocal, y la reina de todas las provocaciones, con la capacidad infinita para generar situaciones surrealistas: Aramis Fuster.

La bruja más mediática, con permiso del Maestro Joao y de Sandro Rey, ha sido confirmada en 'Ya es mediodía' como la novena concursante de 'GH VIP 6'. El esperadísimo programa de Telecinco parece haberse marcado con este singular y ecléctico casting reunir a personajes que conocen perfectamente las claves del espectáculo y la controversia.

Artículo relacionado

Amada y odiada a partes iguales, Aramis vive sus horas más bajas de popularidad después de haber experimentado una época brillante en la que sus intervenciones eran valiosísimas y no había un plató que no pisara. La "máxima autoridad en ocultismo", como ella misma se define, vio crecer su fama en espacios tan exitosos como 'Crónicas marcianas' o 'Moros y cristianos'.

Sin embargo, todo aquello queda ya muy atrás, como un espejismo; y Aramis parecía no encontrar su sitio en una pequeña pantalla que se había renovado drásticamente en la última década. Hasta ahora. Después de haber vuelto a la actualidad por protagonizar escándalos desafortunados en los últimos años, como falsos desahucios, agresiones e intentos de suicidio; Telecinco vuelve a confiar en ella, a pesar de que juró, marcándose un Rosa Benito, que jamás iba a volver a esa cadena. De esta forma, se le abre una nueva e irrepetible oportunidad de remontar el vuelo.

Según su propio testimonio, estaría a punto de cumplir 700 años, algo que deja claras dos cosas: que se conserva estupendamente y que nunca es tarde para reconducir una trayectoria profesional. La audiencia tiene hambre de Aramis Fuster.